Los recuerdos del futuro

Los recuerdos del futuro

El futuro influye tanto en el presente como en el pasado.

Friedrich Nietzsche.

Para bien o para mal, aveces una simple imagen puede transportarnos al pasado, a nuestra infancia o a una situación particular. Una especie de deja vu que es detonado por el simple hecho de observar una imagen fijada en el tiempo. La fotografía tiene la capacidad de capturar instantes de la vida que son irrepetibles. Tal vez ahí es donde radica su misterio, su confusión y la fascinación de la humanidad hacia ella. Todo se ha dicho ya acerca de la cuestionable frase sobre que una imagen vale más que mil palabras. Cuanta verdad y cuánta mentira al mismo tiempo. Lo cierto es que el tiempo transcurre irremediable e inexorablemente, nos guste o no y la única manera de atesorar un trozo del tiempo es a través de una fotografía, ya sea de manera material o inmaterial.

Nuestros recuerdos constituyen un oceano infinito, muchos son reales, otros son imaginarios, otros son construidos, ya sea a partir de imágenes o historias viejas y también a través de las mentiras y el engaño. Lo cierto es que cada cual como individuo posee su propio oceano de recuerdos. Cada cual vive dentro de su propia realidad y cada día que pasa, me convenzo más de que habitamos mundo diferentes.

En este mundo de imágenes creado por nosotros mismos, nos hemos inventado como unidad, como aquello que permanece constantemente en cambio.

Friedrich Nietzsche.

Nuestra realidad no necesariamente es algo verdadero. Un ejemplo de ello, son las viejas historias de familia, que van modelando, configurando y condicionando nuestra vida y nuestra comprensión de la ésta, sin embargo, muchas veces esas historias que nos cuentan no son del todo ciertas, generalmente vamos descubriendo y observando nuevos datos a través del tiempo que van reconfigurando esa realidad que creíamos inamovible e incuestionable y luego de muchos años nos damos cuenta de que todo, por la razón que sea, estaba manipulado. Y sin embargo habitamos esa realidad, esa supuesta o potencial verdad eveces durante décadas y algunos viven o vivieron de cierto modo atrapados por siempre dentro de ella.

Los instantes en el tiempo son irrepetibles. Nada, nunca, vuelve a suceder.